Aprende más Preguntas frecuentes

¿Ectomorfo o hard gainer? ¿Es lo mismo?

A veces utilizamos los términos de forma intercambiable. Hay quien cree que hard gainer es la traducción de ectomorfo en inglés. ¿Cuál es la verdad?

A veces utilizamos los términos de forma intercambiable. Hay quien cree que hard gainer es la traducción de ectomorfo en inglés. ¿Cuál es la verdad?

Si ya te has adentrado al mundo del fitness, es muy común que te encuentres con los términos ectomorfo, endomorfo y mesomorfo. Son los somatotipos desde los cuales se elige el tipo de entrenamiento y la dieta que vas a utilizar. ¿Es útil? ¿Es científico? De eso escribí previamente en un artículo que puede interesarte, y puedes leerlo haciendo clic aquí.

¿De dónde vienen los conceptos ectomorfo y hard gainer?

En un principio, el concepto de ectomorfo viene de una clasificación utilizada en psicología. Luego se comenzó a utilizar en el fitness para referirse a personas de complexión delgada. Estos, a pesar de comer bien, se mantienen muy delgados por su metabolismo acelerado. Es un término amplio que se refiere únicamente al tipo de cuerpo y se puede aplicar a todo tipo de deportes.

Por otra parte, el término hard gainer se aplica casi únicamente en el campo del fisicoculturismo. Son quienes pueden pasar mucho tiempo sin ver ganancias en músculo, a pesar de entrenar y alimentarse bien.

Vale destacar que ninguna de las dos clasificaciones tienen una base científica clara. Más bien, están basadas en la experiencia y la observación.

¿Es lo mismo ser ectomorfo y hard gainer?

La mayoría podría pensar que es lo mismo, pero la verdad es que no.

Como hemos mencionado, un ectomorfo es básicamente alguien que tiene un metabolismo más acelerado y eso crea tendencia a mantenerse delgado. Un hard gainer es un individuo que, a pesar de su rutina de ejercicios y su dieta, le cuesta ganar masa muscular.

Existen ectomorfos que nunca han hecho ejercicios y por eso son tan delgados. Sin embargo, apenas ponen sus manos en el primer par de mancuernas y comienzan a tener buenos resultados. Existen también individuos con sobrepeso y obesidad a quienes les cuesta trabajo ganar masa muscular. ¿Son hard gainers? ¡Efectivamente!

En otras palabras, es una cosa la forma de tu cuerpo y otra muy diferente cómo tus músculos responden al ejercicio.

En este sentido, hay que aclarar algo: La mayoría de los ectomorfos son hard gainers, al menos al principio. Sin embargo, pocos son ectomorfos puros. La mayoría somos una mezcla entre ectomorfo y endomorfo (brazos y cuerpo delgado pero con panza) o entre ectomorfo y mesomorfo (delgado con hombros un poco más separados y buena respuesta al ejercicio).

Así como muy pocos son ectomorfos puros, muy pocos son hard gainers puros. Quienes tienen un severo problema para ganar masa muscular deberán buscar razones médicas o nutricionales. De hecho, existe una serie de enfermedades genéticas que pueden explicar una masa muscular alarmantemente baja.

Por eso, no debemos sacar conclusiones apresuradas y decir que por ser delgados también tendremos dificultades para ganar masa muscular.

Si a eso vamos, todos seríamos hard gainers. Porque para ganar masa muscular de forma limpia y sana se requiere constancia, disciplina y dedicación. No es gratis, por mucha genética que tengas. Nadie gana masa muscular por ver un póster de Arnold Schwarzenegger y jugar con el móvil en el gimnasio.

Es una cosa la forma de tu cuerpo y otra muy diferente cómo tus músculos responden al ejercicio

Algunos mitos que aclarar

Si tú has comenzado a entrenar recientemente, es normal que aumentar de masa muscular sea difícil y se te haga cuesta arriba. Son demasiados los cambios que debes hacer para lograrlo, y la mayoría vamos haciéndolos muy poco a poco. Eres un hard gainer, no porque tu genética esté en tu contra, sino porque te estás adaptando a tu nuevo estilo de vida.

Por eso, nunca te catalogues a ti mismo, no te pongas etiquetas. Hacerlo te hará sentir de poca valía en esos momentos claves en los que la motivación te haga falta para salir de tu zona de confort e ir al gym a dar lo mejor. Si quieres lograrlo, convéncete de que puedes lograrlo si te esfuerzas y deja que tu cuerpo te sorprenda mientras va cambiando. Da lo mejor de ti y celebra tus cambios, aunque sean pocos.

Otro mito sumamente perjudicial es creer que debes comer y comer y comer para aumentar masa muscular. Si bien un ectomorfo y un hard gainer pueden necesitar una dieta con más calorías para aumentar de peso, tu objetivo debe ser un aumento de masa muscular, y eso se logra con calidad, no cantidad.

Debes comer, sí, y probablemente tu dieta actual debe modificarse mucho. Pero eso no significa que tienes la puerta abierta a consumir lo que sea para ganar músculo. En otros artículos de esta página verás que muchos ectomorfos pueden aumentar de peso hasta el punto de convertirse en delgados con panza (brazos y pecho delgados y mucha grasa abdominal), y revertir eso puede llegar a ser confuso y sumamente difícil.

Y es en esta sección donde debemos hablar también del mito de los somatotipos o tipos corporales. He dedicado todo un post al respecto, en el que me remito a las pruebas científicas para demostrar que un ectomorfo no tiene por qué encerrarse en un solo somatotipo toda su vida. Con el ejercicio, tu cuerpo cambia, así como tu metabolismo. Por eso, aunque los somatotipos son una forma interesante de guiar tu alimentación y ejercicio, hay mucho que aclarar si deseas aplicarlos de la forma correcta.

¿Hay beneficios de ser hard gainer o ectomorfo?

Muchos utilizan el calificativo “ectomorfo” para señalar a alguien que “vale menos” o a quien “le cuesta más” sobresalir en el mundo del fitness. Sin embargo, al encerrarnos en este estereotipo estamos perdiendo de vista muchos beneficios de ser ectomorfo. Incluso ser un ectomorfo y hard gainer tiene sus ventajas. Por ejemplo:

  • Tenemos una facilidad impresionante para definir y marcar nuestra masa muscular.
  • En la mayoría de nosotros, los abdominales se marcan automáticamente y tan solo hace falta un empuje y buena alimentación para que se vean perfectos.
  • Con una buena guía, la alimentación es fácil de seguir y muy versátil.
  • Los ejercicios con peso corporal se nos dan de maravilla y la mayoría tenemos buena elasticidad articular.
  • Aprendemos a valorar mucho más nuestros avances, y cada uno de nosotros somos un ejemplo a seguir para otros ectomorfos en el mismo camino.

Por eso, no dejes que nadie te robe el sueño, y recuerda que a veces el principal enemigo puedes ser tu mismo al colocarte etiquetas que no te merecen ni describen lo que realmente eres. Puedes tener un somatotipo de ectomorfo, puedes ser hard gainer, pero es posible lograr cambios admirables con esfuerzo y dedicación.

Médico cirujano con amplia experiencia en el campo de la nutrición y la medicina deportiva. Escritor de profesión, dedicado a difundir el conocimiento médico y las ciencias deportivas de forma sencilla y basado en ciencia.

0 comments on “¿Ectomorfo o hard gainer? ¿Es lo mismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: